El pueblo bañezano

Escena de la Plaza Mayor de La Bañeza viviendo apasionadamente el desarrollo de una carrera ciclista a mediados del siglo XX, precisamente en la época en que nació el Gran Premio motorista de velocidad que aún vive hoy.

Es la pasión de los bañezanos la que ha alimentado las carreras motoristas en el lugar. Ya las carreras de bicicletas despertaban gran espectación, por lo que en cuanto las carreras pasaron a ser de vehículos de dos ruedas además motorizados, jamás han querido dejar de verlos correr cada año en las fiestas de agosto, las de la Asunción, por las calles del lugar. Motociclismo, deporte de ensueño: La Bañeza se abrazó a él como si quisiera protegerlo ad eternum.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *