Manuel “Champi” Herreros

El último emperador de 80cc regresó al circuito bañezano en 2009 para darse unas vueltas en él con su bala roja Campeona del Mundo

Corría el año 1984. El Campeonato de España de Velocidad (el CEV de hoy) aún seguía encontrando feudo en circuitos callejeros, especialmente en polígonos industriales o zonas urbanas de nueva construcción. Un joven piloto llamado Manuel Herreros hace las delicias venciendo en circuitos tan complicados como el de Cullera o Guadalajara. Era su primer año en la categoría “Super” y ya estaba dejando bien clarito que era piloto para ser tenido en cuenta…

Ese año 1984 la bañezana carrera es puntuable, como venía siendo habitual desde 1977, para el Campeonato Nacional de Categoría “Senior”. En la carrera “Super” de 125cc se compite sólo por el prestigio y el honor; a ella se llega el Sr. Champi, que ya había hecho sus primeros pinitos en el Mundial en el Gran Premio del Jarama. Ha de enfrentarse a hombres de la talla del cartagenero Pedro Cegarra, auténtico jabato de los circuitos urbanos. “En un circuito permanente me veía capaz, pero en La Bañeza, me parecía imposible batirle”, nos decía Champi en su entrevista. Pero Champi lo consiguió. Como Ágel Nieto, pasó por La Bañeza y venció. Cinco años después supo ser Campeón del Mundo sin vencer una prueba en todo el Campeonato. Así fue el lema de “Champi” Herreros: saber vencer y saber no vencer para vencer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *