Enrique Escuder

Los circuitos de calle eran su señorío y el de La Bañeza se convirtió en su feudo en la cilindrada de 250cc en la primera mitad de los años 70.

Enrique Escuder nos ha contado como en la década de los años 60 recibió la llamada para ser piloto de Derbi. Para ello hubiera tenido que irse a vivir junto a la fábrica, en tierras barcelonesas. Pero él decidió seguir viviendo en Castellón y subiendo sus Bultacos a un carro viajaba para competir en los circuitos urbanos de toda España. Supo adaptar su montura y su conducción a los trazados callejeros.

En La Bañeza se alzó con la victoria en la categoría del cuarto de litro durante cuatro años consecutivos: 1971, 1972, 1973 y 1974.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *