Documental histórico

Hubo un tiempo en que, desatado en España el furor por el motociclismo, las carreras de las máquinas motorizadas sobre dos ruedas se celebraban en numerosos circuitos improvisados, montados para la ocasión, por las calles de los pueblos y ciudades, en los asfaltos de los polígonos, de los parques, etc. En aquellos frenéticos y temerarios trazados se disputaban las pruebas puntuables para el Campeonato de España. Hoy, hace años que aquellos circuitos han cesado de existir, aunque… ¡no todos! Para estupefacción de nuestro tiempo presente, aún queda alguna perla de aquellas en el ámbito de los circuitos urbanos de velocidad. Una perla así brilla con fulgor en la ciudad de La Bañeza, en la provincia de León. Ahí el espectáculo del motociclismo urbano se ha resistido a desaparecer y aún es posible presenciarlo en sus calles, año tras año, fiel a su esencia pionera.

salida125

Y es que, aunque la irrefrenable afición motociclista española fue encontrando espacios especialmente creados para ella – al ir naciendo los circuitos permanentes -, La Bañeza ha mantenido viva la estirpe de la velocidad en trazado callejero hasta nuestros días. En varios puntos de la península ibérica las nuevas pistas de carreras fueron desplazando a los circuitos urbanos, que se convirtieron en un género en extinción. Pero en La Bañeza no se ha construido un circuito permanente, así que los bañezanos han luchado por mantener la tradición motociclista urbana hasta nuestros días.

Algunas cosas han cambiado, pero no han logrado desanimar el espíritu motociclista de esta localidad. Las carreras hace tiempo que dejaron de ser válidas para el Campeonato de España o cualquier otra competición oficial; eso es algo que ya no está permitido en circuito urbano. En el presente, las carreras en La Bañeza son una fiesta: además de las contemporáneas y vertiginosas máquinas de 125GP, en La Bañeza pueden presenciarse elegantes carreras de motos clásicas en homenaje a los albores de dicha fiesta. Ver a estos pilotos competir con sus atuendos y máquinas de antes de los años setenta es como realizar un viaje al pasado, que se encuentra con el futuro ante las escalofriantes tumbadas a ras de tapa de alcantarilla de las “125GP” de nuestros días.

GRAN PREMIO DE VELOCIDAD " CIUDAD DE LA BAÑEZA "

El motociclismo es el deporte que más títulos mundiales ha dado al deporte español y uno de los que más seguidores y aficionados arrastra consigo en nuestro país. Muchos de esos pilotos que se convirtieron en campeones en los grandes circuitos de todo el mundo, comenzaron a foguear sus buenas aptitudes en circuitos urbanos de la geografía nacional – como el de La Bañeza – en el transcurso de varias décadas. Aquellos pilotos y los moto clubs que organizaban aquellas carreras son los artífices, los pioneros, los padres de todos esos jóvenes pilotos que hoy triunfan internacionalmente.

La carrera de motos bañezana es idiosincrasia, tradición perenne. La película documental El Gran Premio de La Bañeza se sumerge en el alma del lugar, para captar la esencia pura del evento, recuperando -en ese fascinante viaje- imágenes imborrables a la retina del pueblo que las presenció. Ni el paso del tiempo, ni los muchos impedimentos encontrados han conseguido acabar con estas carreras de motos, que se han convertido ya en un mito lleno de historia y digno de ser contado y narrado. Para ello nace esta película documental, que recoge las emociones de una memoria de más de medio siglo, un trabajo apasionante que afina el oído para escuchar los secretos escondidos de una ciudad, que hasta en el más inesperado de los rincones guarda muchas historias de motociclismo que contar.

Sinopsis / La Productora / El Director

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *