Nos ha dejado un artista…

Se ha ido un artista…

La Bañeza tuvo la suerte de verlo pilotar en 1981 cuando tenía apenas 18 años y le rindió homenaje tres décadas después, en 2010.

El equipo de rodaje de la película documental EL GRAN PREMIO DE LA BAÑEZA tuvo el maravilloso honor de entrevistar a Joan Garriga en una parrilla de salida de un circuito urbano, el de La bañeza, en 2010. J.Javeier Morla, directivo del Moto Club bañezano y motero que ha recorrido medio mundo sobre su cabalgadura, inmortalizó este momento.

El equipo de rodaje de la película documental EL GRAN PREMIO DE LA BAÑEZA tuvo el maravilloso honor de entrevistar a Joan Garriga en una parrilla de salida de un circuito urbano, el de La bañeza, en 2010. J.Javier Morla, directivo del Moto Club bañezano y motero que ha recorrido medio mundo sobre su cabalgadura, inmortalizó este momento.

Las cámaras de imagen Industrial tuvieron un regalo inolvidable al poder retratar este momento históprico. Garriga mostrando todas sus artes en Las Bañeza, 30 años después de su anterior participación en la clásica leonesa.

Las cámaras de Imagen Industrial tuvieron un regalo inolvidable al poder retratar este momento histórico. Garriga mostrando todas sus artes en Las Bañeza, 30 años después de su anterior participación en la clásica leonesa.

Desde que en 1952 comenzarán a celebrarse carreras de motocicletas por las calles de La Bañeza, solamente en el despertar de la década de los años 80 el singular circuito urbano escogió llegar a la recta de meta ascendiendo por una pendiente del 12% de desnivel -lo que los lugareños conocen como la cuesta del túnel-, culminando en un espectacular cambio de rasante, que provocaba que los más osados pilotos hicieran volar sus máquinas como si de un tramo de “motocross sobre asfalto” se tratase.

Un joven Garriga corriendo en La Bañeza en la época en que las bañezanas carreras eran parte del calendario de campeonatos nacionales.

Inscripción de un joven Garriga corriendo en La Bañeza en la época en que las bañezanas carreras eran parte del calendario de campeonatos nacionales.

En agosto de 1981, la dos y medio del fenómeno Joan Garriga volaba como la que más. Su máquina no pudo con tanta exigencia de un piloto valiente como el que más. Cuando su montura dijo “hasta aquí he llegado”, lo hizo en una zona del circuito que pasaba junto al lugar en que estaba ubicado un circo, por aquello de que La Bañeza en fiestas tenía algún circo montado en algún “prao” adyacente a su gran circo, el de las motos. Probablemente, nunca más la moto se le paró junto a una jaula de leones. Aunque ante la sorpresa inicial se asustó, él, Joan, el pilotazo, él podría haberlos domado a todos. Igual que domaba los circuitos de todo el mundo. En el Gran Premio de Argentina de 1987 -seis años después de aquella avería en el bañezano national circus- , hubo protestas ante los supuestos inconvenientes que presentaba para algunos pilotos el trazado de Buenos Aires. Joan Garriga, el gran Joan Garriga, hacía unas llamativas declaraciones para Diario AS.

Garriga para AS en Buenos Aires

Joan Garriga para Diario AS desde Buenos Aires, en 1987.

Página completa del Diario AS, del 3 de octubre de 1987, con las declaraciones de Joan Garriga desde Buenos Aires.

Página completa del Diario AS, del 3 de octubre de 1987, con las declaraciones de Joan Garriga desde Buenos Aires.

Hoy aquella pendiente ascendente, llamada la “Cuesta del túnel”, no es tramo de pista como en 1981, sino que se ha convertido en grada para el público, pues la pista oficialmente transcurre justo por “la calle de abajo, a pie de cuesta”.

Así luce hoy en día aquel legendario tramo de pista bañezano. Un veterano comisario de ruta, esos "banderas" incombustibles que ayudan a que todo salga perfectamente en carrera, fotografió el escenario durante la carrera de 2015.

Así luce hoy en día aquel legendario tramo de pista bañezano. Un veterano comisario de ruta, esos “banderas” incombustibles que ayudan a que todo salga perfectamente en carrera, fotografió el escenario en los instantes previos a una de las carreras de 2015.

La cuesta, entre carrera y carrera, igual de abarrotada o más que hoy en día. El pie de foto de Javier Herrero en esta foto de su gran artículo para motociclismo es bien expresivo.

La cuesta del túnel en 1981, entre carrera y carrera, igual de abarrotada o más que hoy en día. El pie de foto de Javier Herrero en esta foto de su gran artículo para motociclismo es bien expresivo.

La Bañeza es historia grande del motociclismo. El documental EL GRAN PREMIO DE LA BAÑEZA es historia grande del motociclismo, porque entre sus testimonios cuenta con las palabras de pilotazos como Joan Garriga, entre otros. Campeones y subcampeones del mundo, como Garriga, y tetracampeones como Jorge Martínez “Aspar” cuentan ante las cámaras de la película documental sus andanzas en La Bañeza y en otros lugares de la geografía hispana, europea y mundial. En 1981 “Aspar” viajó con su hermano mayor desde Valencia con un Renault-5 y un carro para transportar una moto que le dejó el campeonísimo Ricardo Tormo. Esa máquina resistió todos los embistes del circuito bañezano, aún brincando en cada paso por el cambio de rasante de la “famosa cuesta del túnel. La carrera de 125GP fue para él. Tres años después se proclamó Campeón del Mundo por primera vez.

Con una máquina cedida por Ricardo Tormo, "Aspar" ganó en La Bañeza en 1981. Esta fotografía realizada por el ilustre periodista Javier Herrero capta un instante en que la moto se prepara para saltar en una de las vueltas de la carrera de 125 Super.

Con una máquina cedida por Ricardo Tormo, “Aspar” ganó en La Bañeza en 1981. Esta fotografía, realizada por el ilustre periodista Javier Herrero, capta un instante en que la moto se prepara para saltar en una de las vueltas de la carrera de 125 Super. Esta foto y su correspondiente pie de foto han sido extraídos de la publicación que en su día apareció en la revista Motociclismo.

Y es que eso es lo que también es Joan Garriga, historia grande del motociclismo. Pilotos como él forman parte de un periodo de transición en el motocilismo español. El documental EL GRAN PREMIO DE LA BAÑEZA cuenta como en los años 80 los circuitos urbanos fueron desapareciendo de la geografía española. No todos…

Garriga, un fenómeno de la moto, junto a su rival deportivo Sito Pons

Joan Garriga, un fenómeno de la moto, en un podium mundialista junto a su rival deportivo Sito Pons. En la década de 1980 los podium del mundo empezaban a familiarizarse, más y más, con la presencia de españoles en ellos.

Hasta 1988, cuando Joan Garriga fue subcampeón a lomos de su Yamaha el Campeonato del Mundo de 250cc, en el que Sito Pons se impuso con el equipo Campsa-Honda , los pilotos españoles habían logrado títulos en 50cc, 80cc y 125cc, pero nunca en la categoría del cuarto de litro u otra cilindrada más grande. Con los Garriga, Pons, Cardús (Carlos Cardús fue subcampeón en 1990) y otros muchos llegó la revolución.

Joan Garriga deleitando al público bañezano en la subida de recta a meta.

Joan Garriga deleitando al público bañezano en la subida de recta a meta. En 2010 (y desde 1996) a la recta de meta se accede por el lado opuesto a la década de los 80. A falta de saltos en el cambio de rasante de la “Cuesta del túnel”, Garriga se dedicaba a regalar caballitos al respetable.

Las carreras de bicilíndricas - en 2010 y 2011- fueron todo un espectáculo en La Bañeza, especialmente al ofrecer el lujo de ver correr a super pilotos como Joan Garriga, quien en la imagen se prepara para tumbarse al doblar la esquina que encamina hacia la actual recta de meta.

Las carreras de bicilíndricas – en 2010 y 2011- fueron todo un espectáculo en La Bañeza, especialmente al ofrecer el lujo de ver correr a super pilotos como Joan Garriga, quien en la imagen se prepara para tumbarse al doblar la esquina que encamina hacia la actual recta de meta.

Joan Garriga, descansa en paz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *