Bernat in memoriam

El año 2000 será para siempre un año muy especial en la historia de las carreras en el circuito urbano de La Bañeza, en la historia de lo que hoy en día ha pasado a conocerse como EL GRAN PREMIO DE LA BAÑEZA. Y es que las carreras de motos de La Bañeza son un Gran Premio, entre otras razones, porque en ellas participan y triunfan grandes pilotos. Hombres con un alma motociclista extraordinaria, como la del vencedor del año 2000, Bernat Martínez Mas.

[vimeo 135235352 w=500 h=281]

Bernat in memoriam from Óscar Falagán Quintanilla on Vimeo.

La familia de Bernat es una familia volcada con el deporte de las dos ruedas. El padre de Bernat fue también un participante ilustre en el circuito urbano bañezano, en aquellas décadas en que algunos circuitos urbanos, como el de La Bañeza, eran puntuables para pruebas oficiales del Campeonato de España. Bernat padre fue el aventurero pionero de la familia en La Bañeza. Sembró el terreno y lo hizo fértil para una futura recogida de frutos da de sus hijos, Bernat y Alejandro, dos enormes pilotazos ambos. Alejandro Martínez Mas es uno de los pilotos más queridos por la afición bañezana en los últimos años. Cada año que va a La Bañeza, da un enorme espectáculo. En el año 2012 sumó su nombre al de su hermano en el palmarés de vencedores. Dos hermanos muy especiales con los laureles de vencedores en La Bañeza, sin duda, un orgullo tanto para ellos como para La Bañeza.

Alex, haciendo vibrar al público bañezano. Doce años antes que lo hiciese él, ganó su hermano.

Acabamos de entrar en la semana en que se celebra el Gran Premio de La Bañeza, en su edición número 56. Un acontecimiento motociclista que tiene la esencia de épocas pasadas, en las que en España apenas existían circuitos permanentes de velocidad. Entonces era frecuente que pilotos que corrían en los circuitos urbanos, luego se lanzasen desde allí al Campeonato del Mundo. En el siglo XX ese es un hecho muy poco frecuente. Las jóvenes figuras españolas que destacan en los campeonatos internacionales tienen la oportunidad de aprender a correr en moto en los diversos circuitos permanentes de la geografía hispana. Pero existen también otros pilotos, hechos quizá de otra pasta, que deleitan a los amantes del motociclismo, demostrando sus enormes habilidades en circuitos urbanos, en las curvas de 90º de circuitos como, por ejemplo, el de Xativa o La Bañeza. En el año 2000 un joven de 20 años, llamado Bernat Martínez Mas, llegó a La Bañeza para imponer su poderío en la carrera de 125GP. Al año siguiente, Bernat debutaba en competición internacional, en el Campeonato de Europa de la categoría de Superstock 1000. Su talento como piloto quedaba sobradamente demostrado, al dejar ver su potencial en tan diferentes cilindradas y escenarios. Siempre luchador. Siempre deportista entregado, Bernat trabajó duro para hacer lo que amaba, aún cuando las circunstancias no le fuesen quizá tan favorables como hubiese sido deseado. En el año 2010 debutaba en el Campeonato del Mundo. Lo hacía en la naciente categoría de MOTO 2. El equipo de rodaje de la película documental EL GRAN PREMIO DE LA BAÑEZA tuvo el privilegio de conversar con él en el día de su debut, en el día del test previo a hacer realidad uno de sus grandes sueños.

A la izquierda de Bernat, el realizador Jesus A. Calvo, y a su derecha el director del documental, Oscar Falagan.

A la izquierda de Bernat, el realizador Jesús A. Calvo, y a su derecha el director del documental, Oscar Falagán.

Bernat Martínez Más nació en Alberic, un enclave valenciano donde el motociclismo es como en La Bañeza, una religión. Entre Alberic y La Bañeza existe y existirá siempre una relación de amor incondicional. Así es. El Campeón de Europa, Julián Miralles, también de Alberic, atesora un sexteto de victorias en el bañezano feudo motociclista. En realidad, la relación de afecto se da entre toda la terra valenciana en sí y la pequeña localidad leonesa, que organiza carreras de motos desde 1952. De hecho, el primer valenciano que ganó en La Bañeza fue el legendario campeón César Gracia, en 1963. Justo un año después, fue otro campeón, Ramón Torras, el que llegó a La Bañeza para ganar la carrera. Un accidente en una competición en Cataluña se llevó a Torras, cuya carrera estaba destinada a ser triunfador en los circuitos de todo el mundo. Bernat Martínez y Ramón Torras ganaron en La Bañeza y, más tarde, dejaron la vida haciendo lo que amaban. La huella de ambos es imborrable.

[youtube http://www.youtube.com/watch?v=4PUs4aMDPG0&w=420&h=315]

Bernat Bernat Martínez Más se fue mientras aceleraba su máquina en un circuito legendario, el de Laguna Seca, una pista en la que han corrido los más grandes campeones, los más grandes deportistas del motor. Y es que él era eso, un gran deportista. Junto a él se fue otro gran deportista de la moto, Dani Rivas, de Moaña (Pontevedra). Sólo las carreteras que comunican La Bañeza con las numerosas poblaciones gallegas saben cuantos gallegos viajan cada año a La Bañeza para participar de la fiesta de su circuito urbano. También La Bañeza está muy unida a Galicia. Tradicionalmente el mes agosto era conocido, sobre todo en los años 60 y 70, como el mes de las carreras del Noroeste de España. Los pilotos del Levante, Sur y centro  español viajaban para competir en pruebas en Vigo, Lugo, La Coruña y La Bañeza. Aquellos pilotos eran como gladiadores que subían sus motos a un carro, a un tren o a la baca del coche para llevársela, como su arma de lucha deportva, allá donde hubiese carreras. En Laguna Seca (California) cayeron dos gladiadores de las dos ruedas. Como los de antaño. Como los que hacían lo imposible por ir a batallear deportivamente, allá donde hubiese carreras. Como las que aún hoy en día siguen celebrándose en La Bañeza. En el Notroeste hispano, de aquellas carreras de antaño, hoy en día ya sólo queda viva la carrera de La Bañeza. Valencianos y gallegos – como gentes de muchas otras regiones – arroparán de nuevo con su aliento este año, aceras, boxes y calles de La Bañeza.  Sin duda este año 2015 esas calles banezanas, plagadas de gentes llegadas de tan diversas regiones, se acordarán de dos pilotazos: Dani Rivas y Bernat Martíinez. Porque La Bañeza es amante del deporte de la motocicleta. Y aplaude y quiere de corazón, siempre, a esos gladiadores de ls dos ruedas.

1 comentario en “Bernat in memoriam

  1. Pingback: Un Gran Premio universal - El Gran premio de La Bañeza

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *