Javier Herrero, profesional eterno

Profesional infatigable, trabajador enorme: Javier Herrero falleció este sábado 21 de diciembre en Madrid, ciudad en la que consagró su profesión al periodismo de las motos. Hasta el último instante quiso estar dando gas. Tras la proyección del día 4 de diciembre en Cineteca Madrid del documental EL GRAN PREMIO DE LA BAÑEZA, quienes allí estuvimos, pudimos disfrutar de la gran fortuna de tenerlo dando fuelle a un coloquio sobre el circuito de velocidad bañezano. Allá donde se ha amado al motociclismo, allá ha estado siempre Javier Herrero.

En el coloquio nos hiciste reír, comentando anécdotas motociclistas de La Bañeza, como, por ejemplo, que oíste al cura de La Bañeza, en cierta homilía, ensalzar la importancia del circuito bañezano. Gracias por regalarnos unas risas. “La Bañeza tiene un ángel”, coincidieron los ponentes de este inolvidable coloquio. Ahora, el asfalto del circuito urbano de La Bañeza sabe que ya tiene otro ángel más cuidando de él.

Entre tu Saldaña natal y La Bañeza hay algo más de una hora de tiempo en moto. Y hay ya para siempre un vínculo indisoluble, el tuyo. Estuviste también en la presentación oficial del documental en La Bañeza y pudiste ver, entusiasmado, el gran ambiente que se mantiene en esa carrera sobre la que tú escribías artículos hace ya varias décadas. A alguien que ha querido tanto un deporte, tiene que encantarle ver la afición que despierta… Es un priviegio que EL GRAN PREMIO DE LA BAÑEZA te haya tenido entre sus espectadores de honor.

Gracias por regalarnos literatura motociclista y lucha constante por ese deporte de las dos ruedas. Gracias por estar ahí.

Coloquio de lujo en Cineteca Madrid

La noche del 4 de diciembre de 2013 reunió en Cineteca Madrid a importantes leyendas del periodismo motociclista de España. A la conclusión de la proyección del documental sobre la historia de las carreras de velocidad de La Bañeza, se desarrolló un entrañable coloquio presidido por la inconfundible “voz de las motos” en España durante varias decadas, Valentín Requena, la histórica “pluma de las motos”, Javier Herrero, el singular redactor y piloto en La Bañeza en 1959, Tomás Díaz Valdés…

De izda a dcha: Javier Herrero, Díaz Valdés, Valentín Requena y Óscar Falagán.

Comentando hermosos momentos del motociclismo en España, de izda a dcha: Javier Herrero, Díaz Valdés, Valentín Requena y el director del documental, Óscar Falagán. Junto a ellos se sentaría minutos después el Campeón de España de 500cc, Carlos Morante, quien también acudió a la velada.

La voz de Valentín Requena atizó la calidez de un evento que reunió a una entregada audiencia de amantes del motociclismo, entorno al calor de la proyección del documental EL GRAN PREMIO DE LA BAÑEZA. El que tuvo retuvo. Una vez más, Requena volvió a demostrar su elegancia como comunicador, con varios detallazos breves y sutiles, varias perlas de las que se sacan de la chistera los grandes periodistas. El evento comenzó con espontaneidad. Antes de que Requena nos brindase su inconfundible voz de maestro de ceremonias en el coloquio, Díaz Valdés no pudo contener su deseo de romper el hielo y contar sus andanzas de cuando él mismo se acercaba a correr a La Bañeza sobre la moto desde Madrid allá por los años 50 del siglo pasado. “El ambiente que había en aquella carrera era impresionante. El pequeño Assen” lo bautizé yo ya para el Diario As hace 40 años, recalcó “rock and roll” Valdés.

Fragmento de la crónica redactada para AS por Díaz Valdés tras la carrera de 1971

Fragmento de la crónica redactada para AS por Díaz Valdés tras la carrera de 1971. La Bañeza daba y recibía cariño por doquier…

En un intercambio de opiniones con el público asistente se resaltó el gran ambiente – además in crescendo – que siguen teniendo las carreras de La Bañeza. “Las carreras de La Bañeza tienen un ángel”, comentaba Valentín Requena. “No debe perderse nunca un espectáculo único como el de La Bañeza”, recalcó Javier Herrero, quien en la revista Formula Moto llamó a La Bañeza no hace muchos años el Gran Premio de Castilla y León. Herrero recordó como anécdota graciosa, entre otras, la misa a la que asistió con motivo de la celebración del 50 Aniversario del Moto Club bañezano: “¡Hasta el cura reivindicaba un circuito permanente en misa!”. En cuanto a la película documental, Valentín Requena señaló que debería ser de obligado visionado para todas las escuelas de motociclismo en España. Curtido en mil batallas periodísticas y muy ligado a la evolución de los pilotos españoles en el Mundial, Requena expresaba que todos los niños que están aprendiendo a ser pilotos, deberían tener como asignatura obligada en sus aprendizajes el conocimiento de todo este largo camino que ha llevado a los pilotos españoles a estar hoy en la cabeza del motociclismo mundial. Y el documental lo muestra. Ahí queda eso.