El Gran Premio de La Bañeza, muy pronto…

En el año 2009 se cumplían sesenta años desde el nacimiento del Mundial de Velocidad. También La Bañeza celebraba el 50 aniversario de la historia de las carreras de velocidad en su circuito urbano. En ese instante se comenzó a filmar esta película documental que – para suerte de todos los amantes de la bonita historia del motociclismo en España – se encuentra ya en fase de post-producción. Años de esfuerzo y búsqueda de material para entregarlo al público con todo el cariño.

La primera edición del Circuito Motorista Bañezano aconteció en 1952, pero en 2009 se cumplían 50 años porque no todos los años desde su nacimiento se pudo lograr el milagro bañezano. Sin embargo, el auténtico milagro es que hoy en día sigue vivo cada año. Así que este documental celebra seis décadas de vida.

En 1949 nacía el Mundial de velocidad. En aquel momento no existían circuitos permanentes en España y muy escasamente en el mundo. En pueblos y ciudades de la geografía hispana empezaron a organizarse carreras. Así sucedió en La Bañeza, donde la humildad de sus gentes y la realidad rural del lugar no amedrentó a los bañezanos de soñar con tener su circuito de velocidad. Al poco tiempo de la fecha de aquel primer mundial, ya lograron hacerlo realidad. Lo montaron en sus calles. Y así lo han mantenido hasta hoy. Hoy, sí, hoy. Hoy cuando en el mundo existen circuitos permanentes hasta en medio de un desierto, los bañezanos siguen haciendo sus carreras por las calles de su “pueblo”. Quizá porque lo que en ese singular recodo de la meseta Norte se ha quedado desierto, es el mapa de los circuitos permanentes. O quizá simplemente, porque La Bañeza ama al motociclismo.

Por orden de aparición en el video:

González de Nicolás “Nani”, tanque del motociclismo español, todo terreno de la motocileta que ha competido en todas las categorías habidas y por haber en los campeonatos del mundo. Y no ha competido en más porque no las ha habido. Si no existieran las motos, sería él el quien las habría inventado: la motocileta habría nacido en Vallecas y no en Inglaterra.

Eduardo Callejas, clásico de la parrilla bañezana en la maravillosa carrera de 125cc, ganador de la mísma en 2001. Gran conocedor del circuito bañezano, siempre peleando con gran talento entre las balas de paja y sobre las calles de la urbe.

Jorge Belloso , otro asiduo de la parrilla bañezana de 125cc, fino piloto, lleva ya un buen número de podiums a sus espaldas, pero se le resiste la victoria, lo cual da muestras de lo difícil que es subirse a lo más alto del cajón en La Bañeza.

Faustino Hernández, en los años 80 la prensa vasca hablaba de él como el Ángel Nieto de Euskadi. Campeón de España Senior den 125cc en 1982, siempre fiel a los colores del Motoclub Bañezano, por lo que es un leonés-bañezano “motocilistamente” adoptado.

Ángel Nieto, el campeonísimo que también supo imponer su Derbi en La Bañeza en 1968. Las apuestas estaban a favor de las Bultaco aquel día, pero hizo ganar dinero a los que apostaron por su Derbi. Tres años después la derbi de Benjamín Grau volvía a dominar la carrera de 125cc en La Bañeza, mientras que las Bultaco se refirmaban en el cuarto de litro.

Julián Simón, Campeón del Mundo de 125cc en 2009. Sabe lo que es ganar en La Bañeza, aunque no sobre el asfalto: cuando tenía nueve años se impuso en el bañezano Circuito de La Salgada en la categoría alevín del Campeonato de España de motocross.